$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

¿Conoces Que Tono De Rubor Debes Utilizar Según Tu Color De Piel?

Para conocer el rubor adecuado para tu piel tienes que tomar en cuenta el tono de esta; de manera que no solo iluminarás tu rostro sino que también podrás resaltar tus mejores facciones naturales. Cuanto más luminoso quede el pómulo, más destacará positivamente.

Es importante elegir el rubor adecuado según el color de tu piel. Lo más recomendable es fijarte qué color toman tus mejillas después de hacer ejercicio o pellizcarte. El color que tomen será el ideal. Sin embargo, no solo ese color te favorecerá. Existen muchos tonos de rubor que lucen muy bien según tu piel.

 

También ten en cuenta que el tono de rubor que apliques será con base en los tonos de sombras de ojos que uses. Si eliges sombras marrones, el rubor debería ser ligeramente melocotón. Si usas sombras en tonos fríos como malvas, azules o granates, los coloretes más rosados o lilas funcionarán perfectamente.

Pieles claras

 

De manera general, los tonos rosas en todas sus variaciones, carmesí, los pasteles, melón, lila, terracota y durazno. Los tonos claros y ligeros son los que más favorecen a las pieles pálidas. Para la piel muy blanca sus mejores aliados son los tonos cálidos como el melocotón. Consiguen dar buena cara, un efecto romántico y rejuvenecedor, y no endurecen las facciones.

 

Piel media

 

Los tonos duraznos son perfectos para las pieles intermedias. El tono coral también le aportará un brillo natural en las mejillas. Sin embargo hay que tener cuidado con la cantidad que apliquemos. Ni pálida, ni exagerada.

 

Piel morena

 

Tonos rosa oscuro, coral, rojo quemado, bronce, marrón. Los tonos más fuertes van muy bien con las pieles oscuras. Los colores como el fucsia destacarán tus facciones e iluminará automáticamente tu rostro. No utilices colores más claros porque hará parecer que tienes la piel opaca y seca.

 

Piel oscura

 

Para las pieles más oscuras, van perfectos los rubores con tonos tostados, cobrizos y naranjas, en lugar de un rosa fresco, ya que estos tienden a perderse la piel. No olvides los colores bronce o cobre que consiguen realzar la belleza natural. Evita las tonalidades con matices azules como el fucsia o el rojo, pues lejos de darte un estilismo perfecto y limpio, creará la sensación que tu rostro es de piel seca.

 

Consejos generales para elegir y aplicar el rubor que más te convenga

 

·         Cuanto más oscura sea tu piel, más oscuro debe ser tu rubor.

·         El rubor debes comprarlo y elegirlo a la luz del día. Porque la luz artificial puede dar la ilusión de que el tono es más fuerte o más débil y cuando salgas de tu casa, con la luz natural se verá demasiado exagerado o lo contrario, como si no te hubieras puesto nada.

·         Opta por colores naturales para el día y otros más fuertes para la noche.

·         Es clave que combines tu lápiz labial con el color correcto del rubor. Por ejemplo, si tus labios los maquillas de rojo, tu rubor deberá ser un tono rosa muy suave.

·         Es fundamental que antes de comprarlo, lo pruebes. A simple vista puede ser muy lindo, pero lo importante es cómo se vea en tu rostro.

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas

Carrito de compra
Ir arriba