$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

¿Cómo Hacer Un Exfoliante Casero Con Ingredientes Naturales?

El arroz, el azúcar, el café o la miel pueden ayudarte a obtener una piel mucho más luminosa y suave.

La exfoliación es un gesto imprescindible. El exfoliante casero elimina la piel muerta, mejora la circulación de la sangre, limpia los poros obstruidos, difumina imperfecciones y, bien aplicada, frotando en sentido perpendicular a la dirección de las arrugas, minimiza su aspecto.

El exfoliante casero está pensado tanto para el rostro como para el cuerpo.

#1 Exfoliante casero con arroz y agua:

El polvo de arroz se utiliza para cuidar y embellecer la piel. A sus propiedades matificantes, es uno de los ingredientes orgánicos que no suelen faltar en los polvos sueltos de maquillaje de la cosmética eco, se puede sumar su acción exfoliante.

 Sólo hay que moler arroz crudo en un molinillo de café y mezclarlo con unas gotas de agua y extenderlo por el rostro.

#2 Exfoliante casero de café, sal y miel:

La gran mayoría de anticelulíticos utilizan la cafeína. Con granos de café molido puedes hacerte tu propio exfoliante casero para luchar contra la piel de naranja. Añade un puñado de sal y una cucharada de miel y aplica la mezcla todas las mañanas en las nalgas durante tres minutos en movimientos circulares mientras te duchas. Posteriormente aclara con agua bien fría y en pocas semanas podrás notar la diferencia.

#3 Exfoliante casero de azúcar y aceite de oliva:

El azúcar es el exfoliante típico de las recetas caseras. Es humectante, y su textura granulada se disuelve rápidamente y es tolerada por todos los tipos de piel.

Este exfoliante casero funciona muy bien en brazos, piernas, espalda y labios. Por su parte el aceite de oliva aporta hidratación extra a la piel y ayuda a extender la mezcla fácilmente y sin peligro por el cuerpo. La piel te quedará muy suave tras su aplicación.

Truco: Los maquilladores profesionales suelen combatir las pieles sueltas que afean los labios frotando con un poco de azúcar y aceite, aplicando la mezcla con un bastoncillo de algodón y con movimientos circulares o cuando te cepillas los dientes pasar el cepillo suavemente por tus labios.

 

@elbarcodelpeluquero

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas

Carrito de compra
Ir arriba