$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

Blanquea Tus Dientes De Forma Fácil Desde Casa

Poder sonreír con una dentadura blanca es algo que muchos quieren, pero suele suponer costosos tratamientos. Por eso, algunas personas recurren a métodos caseros para blanquear esos dientes que se fueron poniendo amarillos con el paso del tiempo por efecto del cigarrillo o las bebidas decolorantes (como mate, café, gaseosas), entre otros factores

Los beneficios de este tipo de métodos de blanqueo de dientes -caseros o profesionales- son temporales.

Importante: siempre hay que consultar con un odontólogo antes de probar cualquier cosa.

 

#1 higiene bucal

Más allá de los métodos utilizados para blanquear los dientes, es importante recordar que el cepillado diario y preciso es esencial para mantener y cuidar el color propio de cada dentadura. 

Como dicen todos los especialistas, hay que cepillarse los dientes después de cada comida durante al menos dos minutos, y especialmente antes de acostarse. Al dormir, se traga menos saliva, la boca tiende a secarse y se fija más placa entre los dientes.

#2 Bicarbonato de sodio

Este quizá sea uno de los métodos más populares. Una forma de aplicar el bicarbonato de sodio es mezclar media cucharada de polvo en un recipiente con agua hasta formar una  pasta y pasarla por los dientes. Dejarla actuar 1 o 2 minutos, retirarla y lavarse los dientes con agua.

Otra opción es poner la pasta de dientes habitual sobre el cepillo de dientes (no hace falta que sea mucha cantidad) y sumar media cucharadita de bicarbonato. Luego, sólo hay que cepillarse los dientes por todos sus frentes para obtener un resultado parejo.

Puede funcionar para quitar o bajar el tono de las manchas en los dientes y eliminar la placa, pero hay que tener en cuenta que no debe hacerse más de dos veces al mes para no dañar el esmalte (película externa de la dentadura) o causar sensibilidad dental.

#3 Limón

En una olla pequeña, hervir el jugo de 1 limón con 1 vaso de agua. Retirar del fuego, dejar enfriar y usarlo como buche al momento de cepillarse los dientes.

Ayuda a atenuar machas, reducir el sarro que se acumula entre los dientes y, como plus, mejorar el aliento, ya que la vitamina C del limón, tiene propiedades antibacterianas.

No hacerlo más de 1 vez a la semana ya que, en exceso, el ácido del limón puede dañar o desgastar el esmalte dental.

#4 Áloe vera o cáscara de naranja

Utilizar aloe vera sólo y extraer el gel de una o varias hojas limpias y distribuirlos por los dientes por unos minutos. Retirar y cepillar bien.

En el caso de la naranja, es necesario lavar y pelar la fruta y usar la cara interna de la cáscara, la parte blanca para frotarse con ella los dientes de forma pareja. Dejar actuar unos minutos y cepillarse, Se dice que, al ser rica en vitamina C, fibra, pectina y limoneno, entre otros componentes, es buena para recudir las manchas dentales producidas por el café y el tabaco.

#5 Enjuague bucal de aceite de coco

Este enjuague bucal para blanquear los dientes con aceite de coco, es muy simple de aplicar.

Pon 1 cucharadita en tu boca y agítalo de 10 a 20 minutos. Al principio te podrá parecer mucho tiempo. Comienza con 5 minutos y ves aumentando el tiempo progresivamente.

Ten mucho cuidado de no tragar el aceite de coco, después de enjuagar tu boca estará contaminado con bacterias que pueden causar enfermedades. Este enjuague bucal lo puedes hacer al levantarse y antes de ir a dormir, es muy efectivo a la hora de ayudar a blanquear tus dientes.

Blanquear los dientes con aceite de coco será más rápido y fácil si las manchas no son muy profundas, pero si tus dientes están muy amarillos llevará más tiempo notar los cambios

 

¿Cuál de estos es tu favorito? 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas

Carrito de compra
Ir arriba