$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

$0
0
0
Subtotal: $0

No hay productos en el carrito.

8 Claves para mejorar la autoestima

1. NO DEJES PASAR LAS OPORTUNIDADES

Las estadísticas no engañan: pierdes el 100% de las oportunidades que no intentas

Cuando dejas pasar una oportunidad, surge una sensación en ti de pérdida y de cierto arrepentimiento, lo que asocias con no haber tenido el valor suficiente para haber llevado a cabo la acción relacionada con esa oportunidad.

Por lo tanto, la próxima vez no te lo pienses tanto y no dejes pasar cualquier oportunidad que aparezca.

2. SAL DE TU ZONA DE CONFORT

Se trata de hacer cosas que de entrada te provoquen incomodidad.

Es como cuando estás en la playa y te vas a meter en el agua: la diferencia de temperatura te hace sentir cierta resistencia. Pero finalmente lo haces: poquito a poco hasta que finalmente das un chapuzón.

Superar esa pequeña resistencia te hace sentir con confianza de que puedes hacerlo una y otra vez.

3. PASA A LA ACCIÓN

Sí, puedes cometer errores o te podrán rechazar, pero pasando a la acción activarás tu energía para conseguir aquello que deseas.

¿Crees que van a venir a casa a contratarte si te has quedado sin trabajo?

Oigo esa voz que dice: “Pero yo ya he echado 2000 currículums y nadie me llama.”

Pues eso quiere decir que no es suficiente y lamentarse no es ninguna acción.

Así que haz algo distinto: métete a voluntario, escribe en un blog, grábate en vídeo, llama a todos tus amigos y conocidos y diles que quieres trabajar…

Pasando el tiempo en el facebook, lo único que haces es perderlo.

4. HAZ ALGO NUEVO

Está relacionado con los dos puntos anteriores, ya que hacer algo nuevo suele suponer salir de la zona de confort.

Sin embargo este ejercicio está orientado a que te retes a hacer cosas “sencillas” que no haces habitualmente, como puede ser cambiar de ruta para ir al trabajo o ir a un restaurante diferente.

Esto se traducirá en un mensaje a tu subconsciente de “atrevimiento”, lo que aumentará sin lugar a dudas tu proactividad, algo esencial en el proceso para mejorar la autoestima.

5. EJERCICIO “SÓLO POR HOY”

Enlazo este ejercicio una vez más con la propuesta anterior.

Quizás en algunas ocasiones tengas el pensamiento de que emprender nuevas cosas implican que un grado de compromiso que no estás seguro/a de querer adquirir.

Por ejemplo: “quedar con alguien nuevo” o “ir a clases de pilates”

Quedar con una persona nueva no supone que tengas que volver a hacerlo. Lo mismo ocurre con las clases de pilates: puedes ir a la clase de prueba y luego ya veremos.

Este ejercicio trata de eso: cuando te apetezca hacer algo pero tengas cierto temor a adquirir un compromiso de durabilidad, simplemente dite a ti mismo/a: “sólo por hoy”

Y mañana será otro día smile

6. CAMBIA O ESTABLECE UN PEQUEÑO HÁBITO

Si crees que puedes ir más allá que “sólo por hoy” intenta establecer o cambiar algún pequeño hábito.

En mi caso me gusta especialmente salir con los zapatos bien limpios, por lo que establecí un día el hábito de darle con una esponjita antes de salir. Ahora es como un ritual.

Elige acciones de este tipo, sencillas, que no te supongan un gran esfuerzo.

Lo importante es que tu cerebro se habitúe a establecer rutinas satisfactorias que generen confianza. Por pequeñas que sean.

7. TERMINA LAS COSAS QUE EMPIECES

Si tienes problemas de confianza en tu capacidad de completar tareas debes trabajar en esto.

Cuando no terminas algo que has comenzado, de algún modo estás faltando a un compromiso contigo mismo/a, y se reduce tu sensación de capacidad para ejecutar las cosas, lo cual se traduce en un mayor miedo al fallo, y en consecuencia a no actuar por ese miedo.

También tu sensación de valor personal disminuye al faltar a tus propios compromisos.

Para tener éxito en esta empresa, ten en consideración el siguiente punto.

8. ESTABLECE PEQUEÑOS OBJETIVOS ALCANZABLES

Lo oportuno es que acometas pequeñas tareas, que sean sin duda alcanzables. Una vez lo hayas logrado ve incrementando el nivel de exigencia de las mismas.

Si de origen te pones un reto muy complicado, quizás acabes dejándolo a medias, lo cual no va a ayudar en absoluto a construir una sólida confianza en ti mismo/a.

No quiero decir con esto que no te pongas objetivos ambiciosos, sino que los dividas en partes pequeñas y alcanzables.

Piensa que es más fácil comerse una tarta en varios días tras dividirla en trozos, que hacerlo en un solo día del tirón.

@elbarcodelpeluquero

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas

Carrito de compra
Ir arriba